Presentación de resultados

Tras la realización de un estudio social o de mercado, llega el momento de presentar los resultados a los diferentes interesados.

Entregamos los resultados al destinatario principal que es aquel que tomará decisiones en base al estudio, pero también presentamos parte de la información a personal interesado en el estudio, quizás también a todo el personal de la compañía y en ocasiones emitiremos notas de prensa. Cada caso necesita su propio soporte.

Un estudio puede dar lugar a todos estos soportes de presentación:

Informe del estudio

Es el documento completo, a menudo extenso y complejo en el que se incluye todo el proceso de investigación así como los resultados del mismo.

El destinatario es aquella persona que deberá tomar decisiones en base a lo que el estudio ha revelado y por lo tanto necesita disponer de todos los detalles.

Es un documento que a menudo se presenta en Word, a veces en PowerPoint y que deberá incluir: la ficha técnica, conclusiones y recomendaciones, análisis completo y anexos con todo el material utilizado para el trabajo (cuestionario o pauta, trascripciones, análisis estadísticos…).

La redacción deberá ser suficientemente rica como para que el destinatario pueda recurrir al documento para aclarar dudas y profundizar en los resultados cuando el investigador no esté allí para hacer las aclaraciones pertinentes.

Es un documento que deberá pervivir en el tiempo, debemos poder rescatar el informe tras algunos años y entenderlo en toda su extensión.

Presentación del estudio

Es un documento de apoyo visual para presentar los resultados del estudio, a menudo en PowerPoint. En él se incluirán las conclusiones, a veces alguna parte del análisis y siempre empezará o terminará con la ficha técnica.

En la presentación solemos tener ante nosotros dos tipos de destinatarios: el tomador de decisiones y personas interesadas por diferentes motivos en los resultados.

Para el primero, es importante disponer durante la presentación del informe completo ya que necesitará recurrir a su contenido. Para los segundos es importante que la información se presente de forma comprensible, clara y útil.

Por extenso que haya sido un estudio, su presentación no suele exceder de una hora, luego comienza el tiempo de desmenuzar determinados resultados, ahondar en las implicaciones que eso conlleva y debatir sobre las recomendaciones. Durante este proceso, la presentación es un apoyo, pero se necesita recurrir al informe completo.

Comunicación interna

Los estudios que una empresa realiza se deben comunicar al personal de compañía. En este caso, lo que interesa a los destinatarios es saber que el estudio se ha realizado y alguno de los datos más relevantes.

A veces será necesario realizar entregas parciales y diferenciadas por secciones de la compañía. Es el caso, por ejemplo, de los estudios de satisfacción de clientes, en el que los resultados globales se presentan a todo el personal, pero a cada área se le entregan los resultados completos que les incumben.

La entrega se puede realizar mediante PowerPoint o infografías. Se resaltan los datos más relevantes de forma atractiva y clara. Siempre incluiremos la ficha técnica.

Notas de prensa

Por último, podemos querer publicar en los medios de comunicación información relativa a un estudio realizado. En tal caso debemos redactar el contenido de forma que resulte atractiva para los medios de comunicación y para ello debemos asegurarnos en convertir los datos en información noticiable.

La entrega se realiza mediante un texto de unos 3.000 caracteres en el que siempre deberá aparecer el autor del estudio y la ficha técnica, a veces se acompaña de una infografía. Este es un buen ejemplo:

Nota de prensa

Por último, recordemos siempre quien es el destinatario del documento que estamos elaborando. Aquellos que contratan investigaciones tienen perfiles muy diferentes, los hay acostumbrados a navegar entre datos, pero también los hay que nunca antes han visto una tabla. Será nuestra responsabilidad la de hacer una entrega adaptada a nuestro interlocutor.

Deja un comentario