Pronósticos electorales con datos secundarios

José Ignacio Casaspor José Ignacio Casas

Socio-Fundador de Jomial Research & Consultants SL

www.jomialresearch.com

Sondeos y predicciones

A menos de un mes para el segundo acto del año electoral más importante de la democracia española, las encuestas electorales se multiplican hasta la saciedad con objeto de pronosticar el resultado que arrojarán los comicios del 24 de mayo.

¿Hoy en día sería necesario lanzar nuestro propio trabajo de campo para elaborar un pronóstico? La respuesta es NO.

La mayor historia de éxito en el terreno de los pronósticos electorales la protagonizó Nate Silver, cuando en las presidenciales norteamericanas de noviembre de 2008 predijo correctamente el resultado en 49 de los 50 estados (sólo erró en Indiana, donde Obama ganó por un punto porcentual) y el ganador de los 35 puestos de senadores en juego. Todo ello sin realizar un solo sondeo electoral.

Su método: los datos secundarios, es decir la combinación ponderada de los sondeos electorales que distintos Institutos y medios de comunicación iban publicando a lo largo del tiempo, corregidos en función de la fiabilidad pasada de cada fuente y de la proximidad al día de las elecciones, y todo ello aplicando métodos estadísticos bayesianos. Cuatro años más tarde su pronóstico electoral volvió a a mostrarse acertado.

Nate Silver no es el único en aplicar estas técnicas. Por ejemplo Simon Jackman realizó un trabajo similar para las elecciones australianas de 2004. La “materia prima”, en el caso de Estados Unidos, puede encontrarse en diversos “poll aggregators disponibles en internet.

¿Y en España?

En España Xavier Fernández i Marín hizo un ejercicio similar para las elecciones catalanas de 2012, inspirado en la metodología de Jackman y utilizando el paquete estadístico R.

Durante los últimos meses los sondeos electorales se están multiplicando en todos los ámbitos, de modo que contamos con una creciente base de partida para realizar análisis como los más arriba apuntados. Institutos como Celeste-Tel, Metroscopia, myWord-Cadena SER, Sigma Dos, Simple Lógica (Gallup) y otros muchos realizan periódicamente sondeos a nivel general o para ámbitos más localizados. A nivel autonómico, y por sólo citar algunos ejemplos, se puede contar con Sondaxe (Galicia), IBES (Baleares), o CEMOP (Murcia) entre otros.

Pero quizá nos facilite más la labor el hecho de contar con agregadores de sondeos electorales, entre los que están ElectoHub, Electometro, o incluso el Gobierno Vasco.

Microdatos

Para un/a investigador/a social y de mercados no hay nada mejor que el poder acceder a los datos originales (microdatos) de una encuesta y así realizar los análisis que mejor se ajusten a los objetivos del estudio. En este campo, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), es sin duda la referencia. En el terreno electoral, y sólo remitiéndonos al presente ciclo 2014-15, el CIS ofrece el Preelectoral de las Elecciones al Parlamento Europeo 2014 (4.737 entrevistas), el Postelectoral a estas mismas Elecciones (2.464 entrevistas), el Preelectoral de las Elecciones Autonómicas de Andalucía 2015 (3.130 entrevistas), y el Barómetro de enero de 2015 (2.481 entrevistas).

Pero el CIS no es la única entidad que ofrece gratuitamente sus microdatos. GESOP-El Periódico publica periódicamente sus barómetros políticos para Cataluña y para España, el último de los cuales se realizó en abril de 2015 y cuyos datos originales están en libre y en abierto (1.000 entrevistas).

¿Qué añaden los microdatos al análisis propuesto más arriba de predicción electoral sobre datos secundarios? La principal ventaja no es tanto la estimación del resultado final (se trata de sondeos como los anteriores), sino en particular la posibilidad de analizar los factores relacionados con la intención de voto, el posible trasvase entre opciones electorales, etc. Ello permite además estimar el voto final (“la cocina”), según la metodología de cada investigador/a.

Como dijo Hal Varian, economista-jefe de Google, “Los datos están ampliamente disponibles; lo que escasea es la capacidad para extraer sabiduría de ellos”.

Deja un comentario